En empresas de desatascos en Gandía como la nuestra contamos con herramientas de última tecnología para facilitar la inspección de tuberías en busca de atascos, roturas, pequeñas fisuras y cualquier otro problema que se pueda dar en las cañerías. Y para ello, contamos con el servicio de inspección de tuberías con cámara, también llamada boroscopia, de la cual vamos a hablar en las siguientes líneas de esta entrada.

El principio de esta técnica que utilizamos en Desatascos Vicsal es el mismo que tienen muchas pruebas médicas hoy día, que es introducir un fino tubo que lleva en su extremo una cámara con la que ir visualizando a tiempo real el interior de la cañería, como si del cuerpo humano en medicina se tratara. De esta forma se llega hasta el origen del problema donde el ojo no puede llegar y de una forma no destructiva, es decir, sin necesidad de desmontar, romper, ni hacer obras hasta no saber cuál es el problema y dónde se localiza exactamente.

Las ventajas de este sistema que empleamos las empresas de desatascos en Gandía son evidentes. Se reducen, en primer lugar, las molestias para los clientes, tanto en el sentido de tener que inhabilitar alguna zona o molestar a vecinos cortando el agua, que no se necesitará hasta dar con el problema y planificar su reparación. Además, es un trabajo mucho más limpio y rápido, sin polvo ni ruidos en la fase de inspección y detección del problema, para después diagnosticar mucho mejor el mismo y ofrecer la solución más acertada. Y un apunte: también sirve para demostrar una vez hecha la reparación que el resultado es impecable.