Si necesitas realizar el vaciado de fosas sépticas en Gandía, seguro que te interesa saber cómo funcionan.

De forma general, están instaladas bajo tierra y conectadas a la red de saneamiento de la vivienda o edificio al que sirven. Están formadas por dos cámaras, la primera, a la que llegan las aguas residuales, tiene un volumen el doble que la segunda. Las dos cámaras están conectadas a cierta altura de manera que, en la primera, se produce una sedimentación en el fondo de los sólidos, y después pasa a la segunda cámara la parte líquida. Es importante que en esta primera cámara las aguas permanezcan un tiempo que facilite el depósito en el fondo. Para ello, el suelo puede tener una pequeña pendiente. Las bacterias presentes en las aguas residuales realizan un trabajo de descomposición de la materia orgánica.

Las dos cámaras tienen registros para facilitar el vaciado de las fosas sépticas en Gandía, extrayendo la materia acumulada, lo que generalmente se hace mediante un camión cisterna capaz de absorber los lodos producidos. Del mismo modo, la fosa séptica tiene ventilación para dar salida a los gases que se producen durante los procesos de digestión aeróbica de las bacterias.

Las fosas sépticas deben vaciarse de forma periódica cada año o dos años, por lo general, en función del tamaño de la misma y del número de personas que utilicen el edificio o vivienda a la que da servicio. También depende del uso, que varía si se trata de una residencia habitual, vacacional o un lugar de trabajo.

Un buen mantenimiento de las fosas es fundamental para su buen funcionamiento, de manera que el sistema sea saludable para los humanos y el medioambiente.

En Vicsal Multiservicios, S.l., disponemos de camiones cuba y personal especializado para llevar a cabo este proceso con todas las garantías.